Un estudio impulsado por el Cercle Tecnològic de Catalunya y el Departament de Polítiques Digitals de la Generalitat de Catalunya, destaca que las empresas del sector TIC han sido las que más rápidamente han podido adaptar sus rutinas laborales a los requisitos de teletrabajo a los que nos ha llevado el obligado confinamiento por el estado de alarma motivado por el Covid-19. 

El avanzado grado de digitalización de este tipo de empresas ha permitido que la transición del trabajo presencial al teletrabajo se haya producido con mucha agilidad, lo que no ha sido posible en otros sectores en los que hasta ahora no se había priorizado esta necesidad a nivel de inversión, como explica nuestro CEO, Albino Campo en su último artículo sobre el tema.

Del mencionado informe se desprende también que el 64% de las empresas del sector ya estaban preparadas con anterioridad para afrontar el teletrabajo, por lo que no ha sido necesario implementar nuevos instrumentos o procesos para poder trabajar en remoto. De hecho el 69,1% de ellas se avanzaron en su organización del teletrabajo al decreto del estado de alarma del 14 de marzo, que entró en vigor el 15 del mes. Entre las medidas planteadas para mejorar las previsiones de futuro cabe destacar que a medio/corto plazo los participantes en el estudio destacan la importancia de impulsar la digitalización desde la administración pública. Sin lugar a dudas con una mayor previsión en este sentido, la velocidad de reacción ante el obligado confinamiento hubiera resultado mucho más ágil.

Si bien es evidente que un porcentaje tan elevado de empresas tecnológicas estaban preparadas de antemano para afrontar un desafío digital como el que nos ha sorprendido a nivel global, desde Numintec también podemos afirmar que todas aquellas empresas que hace años que habían subido sus comunicaciones a la nube han sido las grandes aventajadas en esta carrera contra reloj que ha supuesto implementar el teletrabajo en cuestión de horas.

Según nuestros datos, desde el momento en el que se hizo oficial el estado de alarma, un 70% de nuestros clientes trasladaron su operativa de manera inmediata al teletrabajo, y todos ellos pudieron ofrecer sus servicios sin incidencias en la mañana del lunes 16 de marzo. La gestión de sus comunicaciones en la nube permitió que la actividad se pudiera adaptar con la mayor agilidad a las obligadas circunstancias de confinamiento. Dada la situación actual, desde Numintec hemos podido ayudar a distintas organizaciones del sector Salud, a que sus comunicaciones no se vieran afectadas en este difícil momento y por tanto, pudieran dar el mejor servicio de atención posible a sus pacientes. Por otro lado, también hemos facilitado la comunicación entre equipos de trabajo de este sector, indispensable para garantizar el bienestar de la sociedad.

Somos conscientes de la dificultad del momento económico que se avecina. Desde la misma OIT ya se afirma que:  “tenemos que actuar con rapidez, decisión y coordinación. Las medidas correctas y urgentes podrían hacer la diferencia entre la supervivencia y el colapso.” La digitalización ya no será una opción a considerar, será un proceso imprescindible para todas aquellas empresas que quieran salir adelante en un panorama económico marcado por la recesión.